19 Feb

Noche Paranormal (Segunda Temporada)

By 
  • font size

" Los ecos de ayer y de anteayer quedaron solos, sin los sonidos opacos y las voces abiertas, luego amortajadas, que los colocaron en el aire limpio. Sobreviven al pasado, son copias fidedignas pero sirven de poco, porque no palpitan, no son continuaciones sino trazos lineales de tiempo, imitaciones de lo imitable porque su sentido real, único, original, quedó allá lejos, en el silencio del olvido".
Mario Benedetti

Paranormal IMG 8998Una nueva noche buscando una leyenda urbana o tal vez una realidad, la de las almas olvidadas al decir del señor Roger Huamán, guardián del colegio y gran guía en esta noche plena de ruidos, sensaciones extrañas, puertas golpeadas y emociones encontradas. Nueve estudiantes valientes, cazadores de fantasmas y cinco profesores observadores, temerosos, oyentes, buscadores de esas almas en compañía de la noche cerrada que se acercaba. Esperamos hasta la una de la mañana para formar los equipos, pues había un mapa elaborado por el señor Huamán con cinco estaciones, los lugares de mayor energía paranormal. Mientras aguardábamos, algunos cazadores dormitaban en el aula C10, uno de los lugares de gran energía fantasmal; otros comían en el aula 12, el lugar de las provisiones, donde el sabroso té de Miss Kee entonaba la noche fría que nos envolvía. Miss Falcón y Miss Gamero habían surtido el lugar con galletas, dulces y Mister Vincent, con su linterna de minero en la cabeza, escuchaba anonadado las historias del señor guardián y guía. Debo decir a esta altura de mi relato que Miss Gamero tuvo que retirarse por cansancio, pero supongo que el miedo hizo mella en ella, mientras que el resto se mordía su valentía y seguía adelante en esta A V E N T U R A. La campana dio la una y los equipos salimos para estar en las estaciones por un tiempo de treinta a cuarenta minutos sintiendo, escuchando. Tres alumnos y un profesor debíamos estar rotando por el sótano del Baker Hall, el segundo piso del "staff room", el coliseo, la zona de “Maths” y la antigua zona de Arte.

Mi experiencia anduvo en solitario por la piscina mientras dormitaban los aventureros, entonces, una fuerte energía, que subió por mis pies con un silbido, hizo a mi corazón bombear a cien; sin embargo, una paz inmensa me envolvió luego permitiendo que siguiera avanzando por esa zona, tal vez no era un alma perdida u olvidada, sino un alma querida que me abrazaba en su saludo en el silencio de esa noche del 20 de octubre. Retrocedí, muchos dormían, caminé hacia el árbol homenaje a mi querido Ben Pickett y leyendo su placa recordatoria conversé con él: cuánto te quiero, te extraño, me duele tu partida, tu sitio sigue en el aula 12, allí, en la primera carpeta... Aleksa, Camila, Mauricio, Michelle, Nicole, Natalia y mis viejos Ecos, de la primera temporada, Liah y Nicolás, estuvieron cumpliendo su labor de cazafantasmas en las diferentes estaciones: eran los dueños de una noche paranormal. En el coliseo un fuerte aire acompasaba la espera, pero el portazo se sintió, nuestra investigación no dio un respiro, sino un asombro al comprobar todas las puertas o bien cerradas o entreabiertas. Aleksa terminó dormitando en el frío piso del mismo esperando el espectáculo paranormal que nunca sintió en la noche; las personas sensibles somos pocas y sentimos el llamado de estos espíritus; a veces traviesos y muy callados.

Ya estábamos en el segundo piso del "staff room" y una energía me agitaba de puerta a puerta por el sombrío corredor, no sabría decir qué tanto me jalaba, el resto esperaba; Liah y las estudiantes bajaron a investigar el ruido que hacía el marcador de entrada cada minuto. Tan pronto pasó el tiempo de espera, caminamos hacia “Maths”, pero allí nuestra estación se cruzó con la de Miss Falcón, la que había escuchado el llanto de un bebé, imitación absurda de una estudiante con el fin de amedrentar a los cazadores y desmoralizarlos en su objetivo esa noche. A la zona antigua de Arte mi equipo fue dos veces, una por la parte delantera y otra por detrás: nada, tan solo en el fondo del campo de fútbol, tres bultos negros parecían moverse hacia nosotros.

Paranormal IMG 1325No quisimos investigar y regresamos rápidamente al aula C10... Al Baker Hall fuimos solamente Miss Kee y yo, ambas sentimos fuerzas y agitaciones indescriptibles, pero no cazamos a ningún espíritu travieso ni malévolo. A su sótano llegamos todos viendo a Mr Vincent en faena porque en pocas horas marcharía a Chincha y arreglaba instrumental, el que llevaba a la zona de los ómnibus atravesando el patio paranormal sin temor alguno, aunque después me confesara que temió por su vida y su integridad: los fantasmas no son buenos con él.  Luego de una reflexión en el aula de las provisiones y de las buenas noches, se fueron algunos viajeros chinchanos a sus bolsas de dormir ... a eso ... D O R M I R, tendrían que levantarse en punto a diez minutos para las seis. Leonardo, el hacedor del vídeo, el que fantasmas no borraron, seguía despierto, listo para cualquiera de los eventos paranormales que la cámara pudiera captar como testimonio de esta noche en su segunda temporada, aquí en el Markham de San Antonio, donde una leyenda urbana se ha tejido y sus hilos siguen cada año más fuertes,  sosteniendo una verdad, una mentira, un híbrido, no lo sabemos.

Lo que sí puedo asegurarles es que esa NOCHE una puerta se cerró, otra se golpeó, una corriente de silbido pasó por debajo de mis pies, la energía me jaló de puerta a puerta y la presencia de los olvidados la sentí en mi solitario recorrido por el " Kent Block". Una noche de cazafantasmas para hacerla eco que sobreviva al pasado  entre nuestra Comunidad y agigantar la leyenda para que prevalezca en el silencio del olvido-que está lleno de memoria-.

Additional Info

  • Autor del artículo: Rossana Burga R.
Read 179 times